Por qué su empresa debería tomársela en serio con la seguridad de sus datos

En el mundo digital actual, la ciberseguridad ya no es solo un problema de TI. Todas las empresas, desde las grandes hasta las pequeñas y medianas, deberían tomar esto en serio. En los últimos años, los ciberataques a grandes empresas se han vuelto cada vez más comunes y la amenaza a la ciberseguridad ha tomado un lugar central. El riesgo es real y puede tener graves consecuencias para su negocio. En este artículo, encontrará ejemplos y consejos sobre cómo proteger su negocio de las ciberamenazas.

¿Qué es seguridad de red corporativa?

La seguridad de la red es la protección de las redes informáticas contra ataques, daños y accesos no autorizados. Esto incluye protección contra actividades delictivas como piratería informática, ingeniería social, denegación de servicio (DoS) y fuga de información. Las intrusiones pueden incluir acceso no autorizado a la red, robo de datos o daños al sistema. La ciberseguridad también incluye proteger la reputación y los datos de una empresa.

¿Por qué es importante la ciberseguridad para las empresas?

Los ataques cibernéticos son cada vez más frecuentes y sofisticados y pueden causar daños importantes a las organizaciones. El costo promedio de una brecha de seguridad de la información aumenta cada año y se estima en aproximadamente $3.86 millones. Las infracciones más comunes son el robo de datos, el secuestro de cuentas y las transacciones fraudulentas.

Una fuga de información puede resultar en pérdidas financieras significativas, pérdida de conocimiento de la marca y pérdida de la confianza del cliente. Estos problemas también pueden tener consecuencias a largo plazo, como B. Daños legales y reputacionales de valor incalculable. Además del costo financiero inmediato y la pérdida de reputación, el delito cibernético también puede tener un impacto a largo plazo en el negocio.

Por ejemplo, los clientes pueden ser reacios a dar su información personal a las empresas por miedo al robo de identidad. Esto puede tener un impacto significativo en el desempeño de la empresa y ponerla en riesgo de quiebra.

Brechas de información que pueden afectar a su negocio

Fugas accidentales: las fugas de información pueden ocurrir cuando los empleados manejan los datos de la empresa sin cuidado o sin cuidado. El ejemplo más común es que un empleado deje la computadora desbloqueada o la apague al salir de la empresa; una fuga de datos puede ocurrir cuando un empleado ha descuidado o extraviado datos de la empresa. Los ejemplos más comunes son los empleados que no bloquean sus computadoras o no cierran sesión cuando dejan la empresa.

Incumplimiento intencional: ocurre cuando un empleado decide hacer un uso indebido o robar datos de la empresa, p. mirando los datos de otro empleado o robando datos de clientes – Intrusión deliberada: ocurre cuando un empleado decide hacer un uso indebido o robar datos de la empresa, p. B. Incumplimiento deliberado: ocurre cuando un empleado decide hacer un mal uso o robar información de la Compañía, p. B. por un empleado que ve los datos de otro empleado o roba datos de clientes. Violación física: una violación física ocurre cuando alguien roba datos o hardware de la empresa (como una computadora portátil).

Proteja su negocio de las amenazas cibernéticas

Para proteger su negocio de las amenazas cibernéticas, es importante comprender las amenazas que enfrenta su negocio. Las empresas enfrentan una variedad de amenazas, desde ataques de piratería tradicionales hasta nuevas amenazas como ransomware e ingeniería social. Si bien ninguna organización es 100 % inmune a las amenazas cibernéticas, las organizaciones pueden tomar medidas para mitigar los riesgos.

Actualización de software: la actualización de software (como sistemas operativos, navegadores y otro software) ayuda a proteger su computadora de nuevas amenazas. También es importante que los empleados mantengan su software actualizado, de lo contrario podrían poner en riesgo su negocio.


La actualización de software, como sistemas operativos y navegadores web, puede ayudar a proteger las computadoras de nuevas amenazas.
También es importante que los empleados mantengan su software actualizado o puedan poner en riesgo su negocio. Uso de contraseñas seguras

Las contraseñas son una de las primeras líneas de defensa contra las ciberamenazas. Al usar contraseñas seguras que son únicas para cada cuenta, puede evitar que las cuentas sean secuestradas. Es importante elegir contraseñas seguras que sean fáciles de recordar para los empleados y difíciles de adivinar para los demás.

El software antivirus puede proteger su computadora de virus y malware que pueden robar sus datos o dañar su computadora. Es importante actualizar su software antivirus regularmente para protegerse de las amenazas más recientes.

El mundo digital nos ha permitido conectarnos con personas de todo el mundo de formas que antes eran imposibles. También ha facilitado que los delincuentes cometan fraudes y roben nuestros datos. Para las empresas, la ciberseguridad ya no es solo un problema de TI. Es una cuestión de gestión que todas las empresas, desde las grandes empresas hasta las pequeñas y medianas empresas, deberían tomarse en serio.


Para proteger su negocio de las amenazas cibernéticas, es importante comprender las amenazas que enfrenta su negocio y tomar medidas para mitigar los riesgos. Mantener el software actualizado, usar contraseñas seguras y usar software antivirus puede ayudar a proteger su computadora de nuevas amenazas. Al tomar estas precauciones, las organizaciones pueden protegerse de costosas filtraciones de datos y otras ciberamenazas.